Descripción

La característica principal del EPS es su bajo peso junto con la capacidad de soportar una alta carga de compresión conservando su forma. Por estas características es que podemos incorporar el EPS en proyectos de ingeniería civil donde requerimos lograr estructuras con bajo asentamiento. La ventaja principal es que la estructura se puede poner en uso inmediatamente. Pero además están los futuros costos de mantenimiento los cuales serán definitivamente menores.

Por otra parte, los materiales tradicionales para relleno son pesados (Ejemplo, la arena, tierra, etc.) pueden provocar pérdida de estabilidad del suelo. Una estructura de relleno utilizando EPS no tiene mucho más peso que el terreno excavado y, por tanto, no afecta a la estabilidad del suelo.

Prevención de cargas laterales Los materiales descargados sueltos sin refuerzo o que tienen una resistencia a la tracción mínima conducen inevitablemente a diseños de carreteras en los que el ángulo del talud natural es el factor determinante, mientras que las cimentaciones utilizando EPS pueden incluso terminar en un borde vertical.

El EPS se ha utilizado como material de cimentación e ingeniería civil hidráulica desde la década del 70. La norma que regula el marcado CE para los productos de EPS en ingeniería civil es la UNE-EN 14933 obligatoria desde 2009.